Toyota Yaris Hybrid GR Sport, pasos
0

Toyota Yaris Hybrid GR Sport, pasos

Sep 16 cruz4d3r  

«Te veo» Jake Sully (Avatar, 2009)

Tendrías que haberme avisado antes, no estoy preparada para esto. ¿No tenías forma de saberlo antes? Sí, claro que estoy nerviosa, pero no tengo más remedio que recibirles, esté preparada o no. No se trata de quién tiene la culpa, no estoy intentando eludir mi responsabilidad. Se que de este encuentro depende mucho, prácticamente todo. Con la situación tal y como está no podemos permitirnos dejar escapar una oportunidad como esta. ¿Me cambio? Qué tontería. No creo que mi aspecto tenga nada que ver con el resultado de todo esto. Cinco minutos. ¿Cómo dices? Cierto, mejor no arriesgar con este color de camiseta. Me cambio.

Bueno, habrá que mantener la sangre fría. Sí, se me ha acelerado el pulso ¿te parece para menos? Mejor este color de camiseta ¿no? No digas nada. De todas formas ya está, poco podemos hacer ya. ¿Lo tengo todo? No lo se. Cuando pasa algo así nunca sabes si lo tienes todo, puede pasar cualquier cosa y el mínimo detalle puede acabar en desastre. Además ya sabes cómo soy yo para estas cosas. Lo haré lo mejor que pueda pero no se si será suficiente. Ya está. Ese es el telefonillo. Ahora el ruido del ascensor. Madre mía. Estoy sudando frío. La puerta. Dios mío. «Buenas tardes, somos de Hacienda…».

La movilidad siempre ha sido uno de los reflejos del progreso del hombre y se ha convertido en un elemento fundamental para el desarrollo. Pero por el camino la movilidad también ha encontrado sus escollos como la futura escasez de materia prima para el combustible de los motores y más recientemente los problemas de contaminación que amenazan con agravar fenómenos como el del cambio climático.

Ficha técnica del Toyota Yaris Hybrid GR Sport

El sector de la automoción, como hemos mencionado muchas veces, se encuentra frente a una compleja encrucijada en la que el desafío es mantener o aumentar la capacidad de movilidad personal de las personas de forma sostenible y sin perjudicar al medio ambiente. Una de las soluciones propuestas hace ya bastante tiempo es la de los propulsores híbridos, que conjugan un motor eléctrico y uno de explosión. Solución que se ha convertido en tan importante que ha llegado a la competición de Fórmula 1.

Pionera

Una de las pioneras en esta propuesta es sin duda Toyota, que con su Prius se posicionó como pionera de la apuesta híbrida eléctrica. Poco a poco la empresa japonesa ha ido diversificando sus propulsores ofreciendo distintas versiones para equipar modelos con distintos tamaños. Esto lo hemos podido ver con los nuevos Corolla, que equipan las últimas versiones de estas motorizaciones híbridas, pero también con el Yaris que hemos podido probar, con una motorización más antigua pero eficiente.

Es una propuesta interesante de Toyota que apuesta por la solución híbrida eléctrica para la movilidad urbana en un momento en el que la competencia en este ámbito de movilidad empieza a estar poblada de muchas alternativas a los motores alimentados exclusivamente por combustibles fósiles.

El Yaris de Toyota es la alternativa híbrida urbana quizás más racional de la empresa japonesa, he hecho hemos podido probar tanto la versión del 2015 como la del 2017. En este caso sin embargo el test lo hemos realizado con una variante que luce la etiqueta GR-Sport que supone una serie de modificaciones en el aspecto del coche que le dan un look más agresivo.

Look deportivo en el Toyota Yaris Hybrid GR Sport

El color blanco de la carrocería se combina con elementos exteriores «racing» como la parrilla en color negro con un detalle rojo por encima del faldón delantero o las carcasas de los retrovisores también en color negro. El fondo de los faros antiniebla, el techo y el alerón también en ese color además de unas llantas de 17 pulgadas especiales diseñadas para este modelo que en conjunto le dan un look más dinámico a este pequeño japonés.

En el interior también se notan los cambios con un volante deportivo con la etiqueta de la versión y asientos también con el logotipo GR bordado en ellos. Éstos además tienen un diseño deportivo al que han incorporado una sujección lateral para que contenga mejor la espalda de conductor y acompañante en las curvas. También se ha cambiado el diseño del pomo del cambio, aunque sigue estando al descubierto el recorrido del mismo.

Por lo demás el interior es parecido al Yaris que probamos anteriormente, con acabados muy dignos para un coche de sus características. Además de el exterior y algunos detalles internos Toyota ha incorporado algunos retoques en la suspensión y amortiguadores para dar más estabilidad en curva a esta versión.

Pinceladas deportivas

Aunque Toyota ha querido dar algún toque deportivo al aspecto y al comortamiento del chásis del coche, no ha variado la mecánica que sigue entregando 101 caballos resultado de combinar el motor de 75 caballos de gasolina con uno eléctrico de 61. Tampoco se han cambiado los ajustes del cambio, con un comportamiento más propio de un uso urbano que de carretera.

Sin selectores para que podamos apurar más las marchas o la presencia de un modo deportivo para el cambio nos quedamos sin herramientas para buscar los límites del coche que nos llevará con parsimonia y de forma muy eficaz en ciudad y de forma tranquila también en carretera por lo que las emociones, a pesar del aspecto deportivo del coche, o son demasiado intensas.

Para notar los cambios realizados en el chásis tendremos que acudir a carreteras con curvas en las que no sea necesaria tanta potencia para negociarlas a cierta velocidad. En esos momentos sí podemos apreciar las suspensiones algo más rígidas y la sujección de los asientos. Por el contrario no hemos notado demasiada incomodidad en terrenos bacheados por esos cambios.

Conclusiones

Aún en esta versión con espíritu más deportivo, el Yaris híbrido sigue siendo un coche realmente práctico, con un consumo bajo en ciudad, ruidoso si buscamos las cosquillas y con una caja de cambios automática que no invita a la velocidad y da siempre la impresión de revolucionar el motor más de lo necesario, hecho que se desmiente al comprobar la eficiencia de los consumos.

El look racing está bastante conseguido aunque en realidad es bastante discreto. En cualquier caso puede ser interesante para el comprador que busque esta estética o quiera distinguirse del resto de versiones de la gama. En definitiva sigue siendo uno de los coches urbanos más racionales y prácticos que podemos comprar… en este caso con una pizca de pimienta.

Valoración final


7.4
NOTA

NOS GUSTA

Buen espacio interior para su tamaño
Consumos contenidos

A MEJORAR

Algo ruidoso a altas revoluciones
El cambio parece subir el régimen del motor sin que sea necesario

RESUMEN

La apuesta híbrida urbana de Toyota con un toque deportivo es una variante que aporta una estética y una filosofía que puede ser atractiva pero que en apartado mecánico no supone un cambio con respecto a las versiones normales

Prestaciones6

Diseño8

Consumo9

Confort7

Sistema de infoentretenimiento7



































La entrada Toyota Yaris Hybrid GR Sport, pasos se publicó primero en MuyComputer.

About cruz4d3r